El parto es de todos

11.02.2018


El parto, así como muchos otros eventos en la vida de una persona, afecta no sólo a quien lo está viviendo en primer plano sino también a todos aquellos que le rodean y acompañan en el trayecto. En ocasiones llegamos a creer que el parto es solamente de la mamá y los médicos; sin embargo el parto afecta profundamente a la familia de esa mujer que está atravesando por la hermosa etapa del embarazo y también al resto del personal de salud que la atienden.

Como profesionales de la salud, es importante que tomemos conciencia de los grandes beneficios de hacer equipo; de darnos cuenta que el embarazo y el parto deben ser vistos desde un enfoque humano, natural y que por lo tanto debe ser tratado de esa forma.
Cuando nosotros compartimos y transmitimos a las mujeres la confianza y seguridad de que sus cuerpos son capaces de dar a luz y les proporcionamos un ambiente que refuerce esa confianza y les provoque tranquilidad, estaremos ayudando a que la entrada a la vida de un nuevo ser humano y el momento en que un pareja se convierte en familia sean acontecimientos que los dejen marcados con un recuerdo de paz y armonía; un recuerdo que sea el pie derecho con el que inicien ese nuevo trayecto de sus vidas.
Todos los servicios médicos e intervenciones que existen hacen la diferencia entre la vida y la muerte. No estamos peleados con ellos. Lo que nosotros queremos transmitir es que ellos deben ser utilizados en los momentos en que verdaderamente son requeridos; y que hagamos equipo reconociendo la importante labor que todos realizamos al aportar un granito de arena en el milagro del nacimiento.
Si trabajamos en conjunto, los mayores beneficiados serán los futuros padres y sus hijos. En este ámbito, como en muchos otros, el trabajo en equipo es mejor.


Psic. Hania Sosa

Especialista en Educación Perinatal

Doula para el Parto